El vino kosher es un vino ritualmente apto para los requerimientos de la religión Judía. Para su elaboración se siguen las normas que marca el Antiguo Testamento. Todo el proceso, desde la recolección de la uva hasta su embotellamiento, se realiza bajo estricto control de un rabino. Todos los aditivos son también totalmente supervisados.

Nuestros productos cuentan con la certificación que garantiza la AUTENTICIDAD del producto, este puede ser:

Mevushal ó No Mevushal Koser Le Pesaj

Si una persona no observante de los preceptos religiosos abre y/o sirve un Vino Kosher – Mosto Kosher, éste pierde su esencia kosher. Para que pueda conservar su APTITUD religiosa, aún en el caso de ser manipulado por alguien que no sea observante, la ley judía requiere que el vino sea “mevushal”.

La tecnología moderna permite que las reglas de la vinificación puedan congeniar con las religiosas. Para que un vino sea “mevushal”, debemos en un instante (el equivalente a un abrir y cerrar de ojos) calentarlo a una determinada temperatura (Termo-Flash). Así, pasteurizado, el vino seguir siendo kosher, vale decir ritualmente apto, en toda circunstancia.